Política de inversión

El Patronato es el último responsable de la gestión del Endowment, para lo que aprueba la Política de Inversión, que establece los objetivos de inversión y los riesgos asumibles, así como las reglas y criterios fundamentales que deben tener en cuenta en su gestión.

La Política de Inversión establece como objetivo general conseguir un equilibrio entre estos tres aspectos, en orden de importancia:

  • preservar el valor adquisitivo del fondo en el largo plazo;
  • distribuir cada año un cierto porcentaje del fondo para financiar actividades, mediante un mecanismo que aporte cierta estabilidad;
  • maximizar la rentabilidad total del Endowment a largo plazo.

Además, la Política establece el Asset Allocation Estratégico, es decir la distribución porcentual de activos por clase al que se debe tender. Para cada porcentaje se establece unas bandas de tolerancia de manera que, dentro de esos márgenes, el Comité de Inversiones determina en cada momento la cantidad invertida en cada clase, y considera un posible rebalanceo con una periodicidad trimestral. Para cada clase se establece también un benchmark sobre el que medir la eficacia de las inversiones realiza, y para todo el Endowment se un benchmark activo y otro pasivo.

Para cumplir mejor con su misión, el Patronato ha pedido al Comité de Inversiones que trate de maximizar la rentabilidad del Endowment, pero de forma coherente con los principios de Inversión responsable. Para ello ha aprobado una política específica que asegure que la actividad de inversión esté alineada con la misión y los valores de la Fundación.