Inversión ética y responsable

El Endowment tiene un carácter eminentemente social en cuanto que todos sus retornos se destinan a proyectos de investigación y becas, para favorecer el desarrollo académico y social.

La Fundación es consciente de los riesgos ambientales, sociales y de buen gobierno (ESG) que se derivan de aspectos tan variados como la sostenibilidad, derechos humanos, prácticas discriminatorias, trabajo infantil, soborno, corrupción, etc. Comprende también las implicaciones éticas de algunas decisiones, relacionadas no sólo a las prácticas de inversión, sino también a la actividad principal de algunas empresas y su impacto en la sociedad.

Sin embargo, el Endowment no realiza inversiones mediante participación directa en el capital social de empresas, sino que se canalizan a través de ETFs y fondos. Por este motivo, no ha establecido un listado de empresas a excluir (negative screening) en base a criterios éticos, ESG o inversión responsable. Sin embargo, en la selección de esos vehículos, el Comité de Inversiones intenta cumplir con esos criterios, y como parte la due dilligence previa, tiene una lista de preguntas para los gestores que usa como un elemento más de la selección.

Además, espera que  los gerentes externos se relacionen con las empresas mediante el uso juicioso y transparente de los derechos de voto y el diálogo informal para fomentar un comportamiento ético y una mejor gestión de los riesgos y oportunidades ESG.